¿Sabes cómo lograr las metas que te propones?

Lo primero que debes hacer para lograr las metas es tenerlas muy claras. Parecería muy obvio, sin embargo, la inmensa mayoría de las personas deambulan en su día a día al son que les toquen, viven según vayan ocurriendo las cosas y al compás de las circunstancias externas.

Si quieres alcanzar, si quieres lograr metas importantes, no puedes seguir haciendo lo que hace la mayoría y pretender pertenecer a las minorías que más se destacan.

Empieza por describir claramente lo que quieres, sea esto material o no, debes detallarlo en tu mente, imaginarlo, visualizarlo vívidamente; luego te recomiendo escribirlo a mano alzada lo más detallado posible, ponle tiempos, fechas para que puedas ir evaluando; si lo que quieres alcanzar es muy grande (lo cual te recomiendo), fíjate metas parciales, fracciónalas para que no sea tan complejo alcanzarlas.

Una vez vayas logrando lo que te propones, celebra mesuradamente y sigue avanzando. Cuando tengas obstáculos, no te quedes pasmado, avanza, busca cómo superar las barreras y hazlo; normalmente las cosas que valen la pena, cuestan, pero cuesta más la parálisis, la frustración que genera la inacción.

Un detalle importante para forzarte a cumplir las metas es decretarlas en público, hazlo delante de las personas cercanas a ti, eso te dará una dosis de combustible adicional para no seguir dilatando el hecho de conseguir lo que siempre has querido. Al respecto, Thomas Alva Edison cuando ideaba algún invento, citaba a rueda de prensa, lo anunciaba y luego se encerraba en su laboratorio hasta cumplir su promesa.

Aquí te dejo un método, sin embargo, ninguno será suficiente si no te pones en acción, así que te recomiendo: si no tienes tus metas escritas, toma algo con que escribir, busca un lugar donde puedas estar en paz y ponte a hacerlo, eso marcará una gran diferencia. Quienes hacen esto, consiguen muchísimo más que los que siguen bailando al son que les toquen.

¡Describe tus metas, escríbelas y cúmplelas!

Comprométete

El compromiso es una cualidad indispensable si de logros se trata. Es más, es indispensable para llegar a obtener resultados sobresalientes. Una cosa es decir que tienes compromiso, otra y más importante es demostrarlo con acciones contundentes.

Es posible que tengas objetivos relevantes, metas retadoras, sin embargo ante la ausencia de compromiso, los resultados flaquearán. Cuando surgen los obstáculos, cuando las barreras parecen infranqueables, solo un verdadero compromiso a toda prueba podrá derrumbarlos.

Además, si trabajas en equipo, si quieres ayudar a otros, si quieres inspirar a personas importantes para ti, no puede faltar esta cualidad, no hay la posibilidad de impactar con fuerza donde falta el verdadero y auténtico compromiso, ese que viene de la fuerza que tienes en tu corazón, el que sale a flote cuando parece que es imposible, por el cual los caballos corren el último kilómetro ya sin oxígeno, por el cual el boxeador se levanta de la lona sin fuerzas físicas pero con el deseo indeclinable de vencer, y lo logra.

El compromiso, una virtud que puedes aprender poniéndote a prueba. Trabaja en ello, nunca renuncies, sigue el ejemplo de Thomas Alva Edison, quien cuando le venía una idea de algún invento, convocaba a rueda de prensa, lo anunciaba y se iba a su laboratorio a trabajar sin descanso.

¡Realiza compromisos y cúmplelos!

Múltiples fuentes de ingresos

Me encanta el concepto de Kiyosaky sobre el cuadrante del flujo del dinero, podemos jugar con él, hacer nuestras proyecciones y actuar según lo que queremos para nuestro futuro. No necesariamente debes estar encasillado en un cuadrante, puedes por ejemplo ser empleado, pero a través de buenas ideas puedes mover recursos de ahorros hacia la creación de tu propio negocio  y ser autoempleado, puedes también ser dueño de tu propia empresa, puedes tener tus  inversiones, no necesariamente tienes que contar con grandes cantidades de dinero, con una muy buena idea y apalancado en los negocios por internet puedes generar algo muy lucrativo, por otra parte en el mundo de las inversiones también puedes acceder a la bolsa de valores con montos de un millón de pesos por ejemplo a través de carteras colectivas.  Lastimosamente nuestro sistema educativo no nos enseña, ni menos nos direcciona a tener múltiples fuentes de ingresos, nuestro sistema educativo aún responde a las necesidades de la era industrial donde nos formaban para ser empleados, por fortuna nuestro sistema político  actual permite el desarrollo de la libre empresa. 

 

Leer másMúltiples fuentes de ingresos

Terrible enfermedad

Enfermedad difundida mundialmente a manera de pandemia, impide el progreso, riñe con el bienestar, opaca las acciones, nubla el horizonte, acaba con la energía, el ánimo y las buenas intenciones, se las presento, su nombre es: Excusitis.

Lo peor es que tiende a clonarse, sus síntomas son: no tengo dinero, no tengo tiempo, tengo problemas de salud, la próxima semana empiezo el proyecto y otra larga lista de síntomas para justificar falta de iniciativa y de dilaciones, no más excusas.

Leer másTerrible enfermedad