Crea magia, cree en ti

Si tienes un sueño, una meta para alcanzar, sigue adelante, cree en ti para que construyas un mañana diferente para que logres el mundo que tu deseas. No te quedes haciendo lo que la mayoría hace. Tu eres único y lo que pienses, eso serás. Cambia el rumbo de tu vida, sólo tu lo puedes hacer.

 

Te invito para que escuches este audio, y puedas aplicarlo en tu vida y comiences a crear magia.

Autosugestión, la clave del éxito

“Como un hombre piensa, así tal cual es”. La clave del éxito es la confianza en sí mismo; dependiendo de qué tanto creas en ti, así van a ser tus resultados, todo lo bueno o lo malo que te pasa en la vida empieza con tus pensamientos.

Las personas tenemos en promedio 60.000 pensamientos durante un día, la mayoría de ellos cargados de grandes dosis de negativismo, contaminados por las creencias limitantes, muchos de ellos; se dice que el 80 por ciento son repetitivos.

Cambiando el tipo de pensamientos, si cada vez que te sorprendes con uno basado en una creencia limitante lo cambias a positivo, actuando de esa manera y poniéndote manos a la obra con actitud mental positiva puedes modificar tu historia, puedes construir tu futuro de una mejor manera.

Recuerda que eres el resultado de tus acciones, de modo que transformando tu presente, viviéndolo de una mejor manera, agradeciendo y disfrutando lo que te brinda la vida, verás mejores resultados.

La autosugestión para el éxito. Así, aun no seas una persona que ha logrado resultados, vive como si ya estuvieras en propiedad de ellos, muévete como un ganador, siente que ya lograste tus metas, agradece de manera anticipada y trabaja arduamente por ellas con la convicción de que los logros son solo cuestión de tiempo.

Utiliza autoafirmaciones, mírate al espejo y con convencimiento háblate, di que te amas, que te aceptas, que mereces lo mejor, que eres un gran líder, busca tus propias palabras con las cuales te sientas cómodo y las que reflejen lo que realmente quieres lograr.

La imagen que hagas de ti mismo será la que proyectes al exterior. Siéntete, muévete, vístete como un ganador y tendrás muchas posibilidades de serlo.

Fomenta la inteligencia emocional

La inteligencia medida por medio del coeficiente intelectual pierde cada día más importancia, entre otras cosas porque el ser humano tiene la capacidad de cambiar, ya no solo es la genética que heredaste, no son solo los talentos y habilidades con los que naciste. Hoy día tenemos muchos ejemplos de personas que en contra de todo pronóstico han salido adelante, con base en actitud mental positiva, mucha perseverancia y una fe a toda prueba; la disciplina siempre termina venciendo a la inteligencia, además cobra cada vez más vigencia el concepto de inteligencia emocional.

Para tener éxito en cualquier faceta de la vida, la capacidad para relacionarse con las personas tiene muchísimo peso; aquí juega un papel fundamental el dominio de las emociones, el tan esquivo autocontrol. Inteligencia emocional es precisamente la capacidad de actuar bajo el dominio de las emociones, no dejarse arrastrar por el miedo, la ira, la envidia, los celos y otras manifestaciones nocivas que pueden dar al traste con las relaciones de diferentes tipos cuando no sabemos controlarlas.

Algunas recomendaciones al respecto; cuando sientas miedo, no te dejes paralizar, actúa a pesar de él, los grandes oradores, por ejemplo, refieren que sienten mucho temor antes de salir al escenario, pero pasados unos minutos recobran el valor y salen avante. Cuando sientas ira, es mejor que no actúes, puedes herir a alguien sin quererlo realmente. Aquí hay varios consejos que pueden servirte: retirarte un minuto y respirar profundamente te puede calmar, tomar un vaso con agua, caminar, incluso gritar o golpear un saco de boxeo funcionan. Cuando estés eufórico, te recomiendo no tomar decisiones ni hacer promesas, te podrías comprometer más allá de tus posibilidades reales o hacer acuerdos que realmente no quieres hacer.

Son algunas recomendaciones. El hecho importante es que te intereses en fomentar la inteligencia emocional, esta al final es más importante que el coeficiente intelectual. Si aprendes de esto y de entender a tratar mejor a las personas de acuerdo con su personalidad y estado de ánimo, tendrás recompensas incalculables y serás agradable para las personas que te rodean. Créeme que eso no tiene precio.