Decide no tomarte nada de manera personal

La necesidad de aprobación hace que nos afecten los pensamientos, las palabras y las acciones de otras personas. Cuando alguien te ofende, sobre todo sin razones y de manera grosera, está destilando un veneno que le hace más daño a él que a ti. Bueno, eso si tú lo decides así, si no permites que nada ni nadie te ofenda.

Las ofensas hablan más mal del que las emite que del que las recibe, es más, solo las recibe quien así decide hacerlo. La recomendación es que no te tomes nada personal. Antes de reaccionar de la misma manera que la otra persona, piensa, reflexiona por qué ella actúa así. Encontrarás que es por las cargas que tiene, por la amargura con que vive, y que está expresando sentimientos malsanos que tiene contra sí misma. La puedes desarmar con buenas actuaciones, con respuestas inesperadas que la dejarán sin argumentos. Respondiendo siempre con el bien, cambiaremos nosotros y a nuestro mundo.

Lo que vemos mal en otras personas, muchas veces es un espejo de lo que somos; criticamos a otros por falencias que en el fondo tenemos y que no nos permiten tener una versión de nosotros que nos guste. No permitas que nada salga de tu boca que vaya en contra de otro, no seas tú el que ofende. Si no estás seguro de si vas a generar bienestar con lo que dices, mejor muérdete la lengua y calla.

Apruébate, acéptate, ámate y valórate mucho por lo que eres, de esa manera tendrás una autoestima saludable y te podrá “resbalar” lo que otros piensan y dicen de ti.

¡Si lo pones en práctica, cambiarás la forma de ver la vida y podrás hacer cosas que hoy no haces por temor al qué dirán; escucha opiniones, pero no te las tomes a “pecho”. Recuerda: no te tomes nada personal!

About the Author Aristides Cervantes

Encontrarás técnicas que debes aplicar en tu vida para que tus sueños y metas sean alcanzables y vivas siempre en la abundancia y prosperidad.

Leave a Comment:

3 comments
Add Your Reply