La ley de la prosperidad

Cuando hablamos de leyes, lo hacemos sobre principios que aplican de manera inmutable, esto es, creas o no creas te van a afectar positiva o negativamente; eso ya depende de tu actitud y tus acciones. Es como la ley de la gravedad, así no la conozcas, si sueltas un objeto que tienes en tus manos, este caerá libremente, así de simple. Por esto es mejor conocer algunos tips que son de utilidad para poner a trabajar la ley de la prosperidad a tu favor.

Por lo general nunca recibimos antes de dar, lo normal es que primero es la acción de dar y luego recibimos. Aquí lo importante es la energía con la que lo hacemos, debemos ser generosos de manera inteligente y desinteresada, no es el hecho de dar a regañadientes con el ánimo de recibir, es hacerlo desinteresadamente para aportar a la humanidad. No necesariamente tienen que ser cosas materiales, puedes dar una voz de aliento, un cumplido, un ejemplo inspirador, puedes visitar enfermos y reconfortarlos con buen ánimo, puedes dar de tu tiempo para obras importantes, no sugiero dar limosnas, eso denigra más al otro.

Debes tener una actitud claramente positiva, eso es indispensable para que la ley de la prosperidad actúe a tu favor. Recuerda que atraes lo que son tus pensamientos predominantes, si son de derrota permanente, del tipo “no puedo”, “no soy capaz”, de eso atraerás; por el contrario, si eres entusiasta, positivo, si sonríes frecuentemente, serás un imán de atracción y las oportunidades te encontrarán frecuentemente.

Ten metas claras, retadoras y suficientemente grandes, recuerda estar preparado para recibir lo que te mereces. Si quieres mucho pero te conformas con poco, con metas insignificantes, eso será lo que obtendrás. Sé sanamente ambicioso, participa en proyectos de gran alcance que solucionen problemas importantes y rodéate de un gran equipo, esto exponenciará las posibilidades de éxito.

Aquí te dejo algunas recomendaciones para participar de la abundancia universal, la ley de la prosperidad funciona sin duda alguna. Si no actúas de esta manera, siempre vas a estar a tiempo para hacer los ajustes necesarios, está en ti la decisión de cambio.

¡Cambia tú y ayuda con tus acciones a cambiar el mundo, no te limites a esperar que las circunstancias sean mejores!

Deja un comentario