No esperes siempre comprensión

Es importante que tengas en cuenta que cuando decides subir la escalera del éxito, no siempre vas a encontrar apoyo y comprensión de quienes te rodean. Es más, puedes encontrarte con sorpresas tales como que te desaprueben, que te digan que no vas a poder, que te critiquen. Aun así, sigue adelante, no pienses en que no te quieren, simplemente están actuando con base en sus creencias.

Para salir adelante debes tener claro que a la cima solo llegan quienes se preparan y se ponen manos a la obra, esto incluye el hecho de saber que la mayoría de personas no van a llegar contigo, no te van a acompañar, te van a intentar bloquear, van a querer que sigas con ellos en la tediosa y poco aportante zona de comodidad.

Vas a tener que procurar rodearte de nuevas personas, visitar nuevos sitios, blindarte contra las creencias limitantes, sobre todo las tuyas. Incluso debes evaluar de quiénes te debes alejar, es preciso adquirir otras costumbres, tener nuevos y buenos hábitos.

En la cumbre hay cupo para muchos, pero van a seguir estando pocos. Sin embargo, vale la pena, la vista es impresionante, muy enriquecedora y te generará mucha satisfacción, podrás luego enseñarles a otros desde el ejemplo y la inspiración, podrás incluso motivarlos a que también salgan ellos de la temible y limitadora zona de confort y transiten el camino exitoso que tú ya recorriste.

No te vayas a conformar con los logros que obtengas, disfrútalos, celébralos, mas sigue entrenando, creciendo, buscando nuevos y más retadores picos para escalar, que te exijan subir de nivel.

No esperes reconocimientos, la satisfacción debe provenir de tu interior, los resultados siguen al esfuerzo inteligente, a la sana determinación. En la medida que vayas mostrándolos, los incrédulos podrán cambiar su opinión, si no, no importa, recuerda que lo importante es tu crecimiento, tu bienestar y el de los tuyos, pero no es tu responsabilidad si los otros no ven lo que es posible hacer cuando se quiere de verdad.

¡Atrévete a crecer y disfrútalo!

Deja un comentario