¿Sabes cómo lograr las metas que te propones?

Lo primero que debes hacer para lograr las metas es tenerlas muy claras. Parecería muy obvio, sin embargo, la inmensa mayoría de las personas deambulan en su día a día al son que les toquen, viven según vayan ocurriendo las cosas y al compás de las circunstancias externas.

Si quieres alcanzar, si quieres lograr metas importantes, no puedes seguir haciendo lo que hace la mayoría y pretender pertenecer a las minorías que más se destacan.

Empieza por describir claramente lo que quieres, sea esto material o no, debes detallarlo en tu mente, imaginarlo, visualizarlo vívidamente; luego te recomiendo escribirlo a mano alzada lo más detallado posible, ponle tiempos, fechas para que puedas ir evaluando; si lo que quieres alcanzar es muy grande (lo cual te recomiendo), fíjate metas parciales, fracciónalas para que no sea tan complejo alcanzarlas.

Una vez vayas logrando lo que te propones, celebra mesuradamente y sigue avanzando. Cuando tengas obstáculos, no te quedes pasmado, avanza, busca cómo superar las barreras y hazlo; normalmente las cosas que valen la pena, cuestan, pero cuesta más la parálisis, la frustración que genera la inacción.

Un detalle importante para forzarte a cumplir las metas es decretarlas en público, hazlo delante de las personas cercanas a ti, eso te dará una dosis de combustible adicional para no seguir dilatando el hecho de conseguir lo que siempre has querido. Al respecto, Thomas Alva Edison cuando ideaba algún invento, citaba a rueda de prensa, lo anunciaba y luego se encerraba en su laboratorio hasta cumplir su promesa.

Aquí te dejo un método, sin embargo, ninguno será suficiente si no te pones en acción, así que te recomiendo: si no tienes tus metas escritas, toma algo con que escribir, busca un lugar donde puedas estar en paz y ponte a hacerlo, eso marcará una gran diferencia. Quienes hacen esto, consiguen muchísimo más que los que siguen bailando al son que les toquen.

¡Describe tus metas, escríbelas y cúmplelas!

Deja un comentario