Fomenta la inteligencia emocional

La inteligencia medida por medio del coeficiente intelectual pierde cada día más importancia, entre otras cosas porque el ser humano tiene la capacidad de cambiar, ya no solo es la genética que heredaste, no son solo los talentos y habilidades con los que naciste. Hoy día tenemos muchos ejemplos de personas que en contra de todo pronóstico han salido adelante, con base en actitud mental positiva, mucha perseverancia y una fe a toda prueba; la disciplina siempre termina venciendo a la inteligencia, además cobra cada vez más vigencia el concepto de inteligencia emocional.

Para tener éxito en cualquier faceta de la vida, la capacidad para relacionarse con las personas tiene muchísimo peso; aquí juega un papel fundamental el dominio de las emociones, el tan esquivo autocontrol. Inteligencia emocional es precisamente la capacidad de actuar bajo el dominio de las emociones, no dejarse arrastrar por el miedo, la ira, la envidia, los celos y otras manifestaciones nocivas que pueden dar al traste con las relaciones de diferentes tipos cuando no sabemos controlarlas.

Algunas recomendaciones al respecto; cuando sientas miedo, no te dejes paralizar, actúa a pesar de él, los grandes oradores, por ejemplo, refieren que sienten mucho temor antes de salir al escenario, pero pasados unos minutos recobran el valor y salen avante. Cuando sientas ira, es mejor que no actúes, puedes herir a alguien sin quererlo realmente. Aquí hay varios consejos que pueden servirte: retirarte un minuto y respirar profundamente te puede calmar, tomar un vaso con agua, caminar, incluso gritar o golpear un saco de boxeo funcionan. Cuando estés eufórico, te recomiendo no tomar decisiones ni hacer promesas, te podrías comprometer más allá de tus posibilidades reales o hacer acuerdos que realmente no quieres hacer.

Son algunas recomendaciones. El hecho importante es que te intereses en fomentar la inteligencia emocional, esta al final es más importante que el coeficiente intelectual. Si aprendes de esto y de entender a tratar mejor a las personas de acuerdo con su personalidad y estado de ánimo, tendrás recompensas incalculables y serás agradable para las personas que te rodean. Créeme que eso no tiene precio.

Usa tu inteligencia emocional

Saber identificar oportunidades y elegir el mejor camino para tener tu vida en armonía, es saber usar tu inteligencia emocional. Cuando aprendas a considerar tu vida y cuanto hay en ella como el milagro que es, comprenderás enseguida que quejarse es desperdiciar el milagro que eres.

Cada instante que pasas disgustado, desesperado, angustiado, furioso o dolido a causa del comportamiento de otra persona es un instante en el que renuncias al control sobre tu vida.

Obsérvate a ti mismo y a los demás en este mundo disparatado, y después decide que es mejor, pasear por ahí la rabia o desarrollar un sentido del humor que te proporcionará a ti y al prójimo el más preciado de todos los dones: la risa.

En la vida todo es paradoja. Cuanto más desees la aprobación, más contundente será la negativa de los demás a aprobarte; cuanto menos te importe el que te aprueben o no, más aprobación conseguirás.

Cuando alcanzas suficiente paz interior y te sientes realmente positivo, es prácticamente imposible que otra persona te controle y te manipule.

Si eres feliz, si vives cada momento aprovechando al máximo sus posibilidades, entonces eres una persona inteligente.

Si crees totalmente en ti mismo, no habrá nada que esté fuera de tus posibilidades.

En verdad no puedes crecer y desarrollarte si sabes las respuestas antes que las preguntas.

No necesitas admitir a nadie en tu vida a menos que llegue cargado de afecto y armonía.

El progreso y el desarrollo son imposibles si uno sigue haciendo las cosas tal como siempre ha hecho.

No dejes que los planes que tienes para ti sean más importantes que tú mismo.

¡Vive! ¡Ama! ¡Se Feliz!